Te llamamos
gratis

¿Qué es la hipoacusia neurosensorial?

hipoacusia neurosensorial laboral

Por si estás un poco perdido sobre lo que es la hipoacusia neurosensorial, antes de entrar en materia es aconsejable que conozcas la definición de hipoacusia. Se trata de una disfunción auditiva que afecta también al lenguaje, al habla y a la comunicación.

La hipoacusia se divide en diferentes variantes, pero lo cierto es que una de las más comunes es la hipoacusia neurosensorial. Este tipo de hipoacusia manifiesta que unas frecuencias son escuchadas mejor que otras y que el tratamiento de esta afección puede solucionarse con el uso de audífonos o de implante coclear.

No busques en Wikipedia y lee aquí, en nuestro glosario del oído, la definición de este término auditivo. Vas a encontrar toda la información sobre los tipos de hipoacusia y las causas de la sordera neurosensorial.

¿Qué es la hipoacusia neurosensorial?

También se la conoce como hipoacusia de percepción. Afecta al nervio auditivo alojado en el oído interno, el cual es el encargado de transmitir el sonido al cerebro. A veces aparece asociada a diversas molestias auditivas o patologías del oído medio dividiéndose en dos tipos principales: una la hipoacusia neurosensorial bilateral y otra, la hipoacusia neurosensorial unilateral. La diferencia radica en si afecta a un oído o a ambos.

Los síntomas de la hipoacusia neurosensorial pueden parecerse a algunos de los signos de pérdida auditiva. Como por ejemplo, la dificultad de entender algunas palabras o incluso los tonos más altos. Es el caso de la “s” o la “th”, las voces que resuenan entre dientes o escuchar con mayor facilidad las voces masculinas que las femeninas.

Aunque la hipoacusia puede ser prenatal o aparecer después del nacimiento, la hipoacusia en niños es frecuente y puede afectar a su etapa escolar.

¿Existe la hipoacusia laboral?

La hipoacusia también puede visitarnos y originarse dentro del ámbito laboral. Suele conocerse también con el nombre de hipoacusia ocupacional porque sucede en el lugar de trabajo. La exposición a ruidos prolongados en el tiempo y a niveles muy elevados es la causa de que el oído deje de oír correctamente. Esa exposición continua en el tiempo y mata poco a poco las células ciliadas alojadas en el oído interno impidiendo su regeneración y provocando una pérdida de audición. Así lo evidencia Acustec, equipo de ingenieros acústicos con más de diez años de experiencia.

Aunque el elevado nivel de ruido suele darse forma habitual en el ámbito laboral, la música también puede influir en la aparición de la hipoacusia laboral.

Superar los 80 decibelios de ruido o de sonidos estrepitosos produce vibraciones intensas que acaban provocando lesiones auditivas. Aquí te proponemos algunos ejemplos cotidianos en los que se supera esa cantidad de intensidad de ruido:

  • 90 decibelios. Un camión grande a 4.5 m de distancia, las motos (también de nieve) y otros motores similares emiten entre 85 a 90 dB.
  • 100 decibelios se superan en algunos conciertos de rock
  • 120 decibelios los alcanza un martillo neumático a un 1 m de distancia
  • 130 decibelios los alcanza una turbina de jet a unos 30 m de distancia

Estos son algunos de los trabajos más peligrosos para el oído en los que por supuesto, el ruido está muy presente:

  • En la construcción, obreros, ingenieros y el personal de obra suelen estar en contacto con maquinarias industriales que superan los 130 dB de ruido.
  • Los pilotos, azafatas y personal de vuelo y también el personal de pista están sometidos a diferentes niveles de ruido y en el caso de los tres primeros, también a los cambios bruscos de presión mientras están volando.
  • Los militares que trabajan con aeronaves.
  • Pilotos de carreras. La cabina de un coche de Fórmula 1 supera los 135 dB.
  • La agricultura
  • Todos los trabajos que incluyan maquinaria a un volumen alto.
  • Músicos
  • Docentes

Diferencias entre la hipoacusia neurosensorial y conductiva

En ocasiones, estos dos tipos de hipoacusia tienden a confundirse. Pero lo cierto es que la hipoacusia conductiva se origina en el oído medio o externo. Sus causas provienen de infecciones auditivas, traumatismos, malformaciones en el oído medio u oído externo, colesteatomas o también debido a la perforación del tímpano. Como bien explica Medlineplus, también puede ser una consecuencia de padecer enfermedad de Ménière o tinnitus.

Por favor, valora el artículo
  • Hiperacusia

    También conocida como algiacusia, esta patología del oído consiste en la disminución de la tolerancia al sonido.
  • Hipoacusia

    Más conocido como sordera, es un déficit parcial de la audición que puede sufrir cualquier persona.
  • Hipoacusia neurosensorial

    Manifiesta que unas frecuencias son escuchadas mejor que otras y que el tratamiento de esta afección puede solucionarse con el uso de audífonos o de implante coclear.
  • Hueso temporal

    Si nuestra audición es tan delicada y compleja, ¿cómo hace nuestro cuerpo para protegerla? Descubre dónde aloja el ser humano sus órganos auditivos.

Te llamamos nosotros

Llámanos al 91 436 25 99 o rellena el siguiente formulario y nosotros te llamaremos lo antes posibles para atender todas tus dudas:

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Grupo Audifón como Responsable del Tratamiento, le informa que los datos personales recogidos tienen como finalidad: a) Gestionar la reserva de citas o resolver su solicitud b) Envío de comunicaciones comerciales relacionadas con productos y servicios Audifón. La base legal es el Consentimiento del interesado. Se prevé la cesión de datos a Centros Audifón (Grupo Audifón) y Franquiciados para la gestión de su visita o solicitud. Usted podrá ejercer sus derechos y encontrar información adicional sobre el tratamiento de sus datos en nuestra Política de privacidad .

Uso de Cookies

audifon.es utiliza cookies propias y de terceros para analizar el tráfico de la web y mejorar su navegación. Si continúa navegando o acepta su uso se considera que acepta el uso de cookies. Para obtener más información o modificar la configuración visite nuestra Política de cookies