Te llamamos
gratis

Que la otitis no sea uno de los problemas más comunes en verano

¡No te alarmes! Se trata de una enfermedad común y de fácil solución.

otitis-problemas-y-enfermedades-frecuentes-en-verano

Correr detrás de los niños en la playa o estar horas y horas jugando con ellos en el agua son dos de las cosas más típicas del verano. Pero entre paseos y baños, puede que nos visiten algunas de las enfermedades más comunes del verano. A los adultos y también a los niños. Pasar tanto tiempo con el bañador mojado o estar hasta el infinito y más allá dentro de la piscina puede alterar la salud de los más pequeños y de los que no lo son tanto.

Para nada es motivo de alarma. Los niños son más sensibles a tener otitis, conjuntivitis o alguna de estas molestias más frecuentes de la época estival. Son conocidas como las “itis” y seguro que en estas vacaciones no faltan a su cita en la playa, en la piscina o en el campamento de verano. Seguro que tus peques han sobrevivido a más de una y puede que tú también. 

¿Qué nombre tienen estas enfermedades tan comunes?

Si las olas de calor son frecuentes en verano, estas patologías también lo son. Curiosamente, las altas temperaturas y el calor tienen mucho que ver. Estas son las enfermedades que más se dan en verano:

Otitis

Es el clásico entre los clásicos. No hay verano sin un dolor de oído y sin infección auditiva. Que se lo digan a los más peques de la casa. La otitis se contagia en las piscinas a causa de los hongos y las bacterias que pululan por allí. La mezcla de agua y calor favorecen la aparición de estos elementos. Es en este escenario donde surge la otitis del nadador o el oído del nadador. Tras darnos un baño puede quedar algo de agua dentro del oído y provocar una inflamación del conducto auditivo externo del oído. 

¿Cómo podemos prevenir esta molestia tan común en los bebés, en los niños y también en los adultos? No mola nada tener esa sensación de oídos taponados. Por eso, en primer lugar, conviene evitar sumergirnos durante horas en el agua y limpiar bien los oídos al salir del agua. En los más pequeños, se aconseja usar tapones para el oído y en personas con problemas auditivos también, ya que necesitan una mayor protección auditiva para que no les entre nada de agua en los oídos. 

Micosis

No confundir con la otomicosis. Más conocida como pie de atleta, los hongos o la micosis aparecen en las duchas de las piscinas. Secarse bien con una toalla entre los dedos de los pies y ducharse con chanclas son las medidas protectoras más eficaces.  

Conjuntivitis

Tanto los ojos como los oídos son sensibles y el verano no es su estación favorita. Dos de las partes más sensibles de nuestro cuerpo sufren un poco con la llegada de la estación más calurosa. En el caso de los ojos, las aguas poco cloradas o los productos que usan para desinfectar las piscinas producen esta infección. Procura no abrir los ojos debajo del agua a no ser que lo hagas con gafas de bucear. 

Cistitis

Se presenta cuando menos se la espera como ocurre con otras de estas molestias. Ten siempre a mano un bañador seco para cambiarlo por el mojado porque ésta es la causa principal de su aparición. La temperatura fría del agua de las playas o de los chapuzones en la piscina también influye. Es incómoda y molesta y siempre debes acudir un médico para un diagnóstico adecuado. 

Gastroenteritis aguda

Se producen por virus pero en verano aumenta el número de casos debido a las intoxicaciones alimentarias. ¿A qué se debe? A romperse la cadena del frío en la conservación de los alimentos ya que el calor les afecta. Conviene poner todos los sentidos en el estado de conservación de los alimentos, por eso lava bien las frutas y verduras, cuidado con la mahonesa y no te la juegues al ingerir alimentos en mal estado. 

Golpe de calor

La deshidratación es una de las enfermedades pasajeras del verano. La exposición al sol durante horas tiene consecuencias para nuestra salud. Los mareos, el dolor de cabeza y la pérdida de líquidos son algunos de los efectos. 

Ahora que ya conoces estos posibles contratiempos, estate muy atento en tus chapuzones y en los baños de los más peques. Sigue estos consejos imprescindibles para el cuidado de tu oído en cualquier época del año pero ahora, disfruta del verano.

Por favor, valora el artículo

Te llamamos gratis

Déjanos tus datos y te atenderemos lo antes posible para resolver todas tus dudas. Recuerda que también puedes llamarnos al 902 303 306 o al 91 436 25 99.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Grupo Audifón como Responsable del Tratamiento, le informa que los datos personales recogidos tienen como finalidad: a) Gestionar la reserva de citas o resolver su solicitud b) Envío de comunicaciones comerciales relacionadas con productos y servicios Audifón. La base legal es el Consentimiento del interesado. Se prevé la cesión de datos a Centros Audifón (Grupo Audifón) y Franquiciados para la gestión de su visita o solicitud. Usted podrá ejercer sus derechos y encontrar información adicional sobre el tratamiento de sus datos en nuestra Política de privacidad .

Uso de Cookies

audifon.es utiliza cookies propias y de terceros para analizar el tráfico de la web y mejorar su navegación. Si continúa navegando o acepta su uso se considera que acepta el uso de cookies. Para obtener más información o modificar la configuración visite nuestra Política de cookies