Te llamamos
gratis

El vértigo por el cambio de postura

Como su propio nombre indica está relacionado con los cambios de postura y los movimientos bruscos.

vértigo postural

Seguro que te suena esta escena: estás tumbado en la cama, haces un cambio brusco de postura y minutos más tarde sientes un leve mareo al intentar incorporarte. Si has tenido esta experiencia alguna vez, ahora ya sabes que se conoce como vértigo postural.

El vértigo postural paroxístico es uno de los vértigos más comunes que existen. Este vértigo benigno se caracteriza por sentir una sensación repentina de mareo en el que todo da vueltas.

En el vértigo posicional, el tipo más común de los vértigos, se origina debido a la formación de los denominados “otolitos” en el oído. Ahora te estarás preguntado qué son los otolitos. Vamos a explicártelo.

Se trata de piedras de carbonato cálcico con proteínas que se forman en líquido endolinfático del laberinto del oído. Vas a comprenderlo mejor cuando entiendas que una de las funciones de los otolitos es controlar la orientación y el equilibrio.

Entre las diferentes causas que pueden llegar a ocasionar estos vértigos se encuentran:

Problemas cervicales

Es asiduo que las personas que tienen problemas de cervicales sufran también mareos. Son los mareos –más que los vértigos- los que se relacionan directamente con este problema, ya que la arteria vertebral se comprime al mover el cuello y el riego transitorio se reduce.

Enfermedades del corazón

Cuando la sangre no llega al cerebro correctamente, el encéfalo necesita estar recibiendo constantemente grandes cantidades de oxígeno para poder funcionar y, ante la escasez de este, se priorizan otras funciones imprescindibles para mantenernos vivos. Lo que provoca que nos mareemos.

Alergias o reacciones alérgicas

Otras causas de los mareos:

  • Bajada de glucosa.
  • Tensión baja.
  • Anemia.
  • Arritmias
  • Lipotimias
  • Problema de oído o de vista.
  • Ansiedad y estrés

Aunque no podamos saber cuándo vamos a sufrir este tipo de mareos, sí podemos prevenirlo con un consejo muy sencillo de aplicar. La mejor manera de evitar el Vértigo Postural Paroxístico Benigno (VPBB) es no hacer movimientos bruscos con la cabeza o movimientos rápidos.

En el caso de que sea demasiado tarde existen varias formas de controlarlo de la mano de profesionales. Uno de ellos sería el fisioterapeuta para que nos ayude a recuperar la movilidad del cuello y la cabeza y el otro es el otorrino, para que revisar que todo va bien dentro de nuestro oído.

¡Nos leemos y escuchamos en el próximo post!

Por favor, valora el artículo

Te llamamos gratis

Déjanos tus datos y te atenderemos lo antes posible para resolver todas tus dudas. Recuerda que también puedes llamarnos por teléfono al 900 62 21 49.

    INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
    Grupo Audika como Responsable del Tratamiento, le informa que los datos personales recogidos tienen como finalidad: a) Gestionar la reserva de citas o resolver su solicitud b) Envío de comunicaciones comerciales relacionadas con productos y servicios Audifón. La base legal es el Consentimiento del interesado. Se prevé la cesión de datos a Centros Audifón (Grupo Audika) y Franquiciados para la gestión de su visita o solicitud. Usted podrá ejercer sus derechos y encontrar información adicional sobre el tratamiento de sus datos en nuestra Política de privacidad .